Gracias a Dios ya no hay dolor

Un felíz Camilo Sanvezzo charló sobre su participación en la Copa Corona MX, anotó para los Gallos en el Estadio La Corregidora tras prácticamente un par de años de ausencia por lesión, aceptó faltarle ritmo de juego y estima que está a un ochenta por ciento de su mejor nivel.

“Gracias a Dios ya no hay dolor y solo falta ritmo de juego. Estoy en un ochenta por ciento ”, estoy contento de jugar en casa y de ahí que con el tanto celebré de este modo, como ademán de agradecimiento a la afición, que siempre y en todo momento estuvo a mi lado”.

Sanvezzo desea sostener la inercia goleadora, mas ahora en partidos de la Liga MX contra León, dejamos de lado el tema del arbitraje.

“Es un tradicional y debemos ir por todo. Tenemos confianza y sabemos que va a ser bien difícil jugar, debemos jugar contra quien sea, hacer nuestro trabajo, debemos olvidar el arbitraje. Que sea justo el arbitraje para los 2 equipos”.