Deseamos mostrarle no solo a las personas de Río

De la misma manera que en la liturgia de clausura de la ciudad de Londres dos mil doce, R. de Janeiro va a contar con un convidado especial: este año Tokyo va a hacer una presentación singular de ocho minutos.

El público del Maracaná, va a poder gozar de una mezcla de tradiciones culturales y también innovaciones tecnológicas venidas de el país nipón.

"Deseamos mostrarle no solo a las personas de Río, sino más bien asimismo de todo el planeta que estamos muy encantados de ser sede de los Juegos en dos mil veinte", comenta Hidemasa Nakamura, directivo de planificación del espectáculo.

"Primeramente, deseamos darles las gracias por todo el apoyo que recibimos después del sunami en dos mil once", comenta Nakamura. "Vamos a hablar de nuestra tristeza. Y el deporte va a ser entonces el centro de la celebración para festejar la restauración y todos y cada uno de los atractivos que tenemos en Tokyo". Ceremonia Clausura Juegos Olímpicos